Cadiz, España



Cádiz (ciudad) (antigua Gadir; más tarde Gades) ciudad y puerto de España meridional, dentro de la comunidad autónoma de Andalucía, capital de la provincia homónima, está situada en el golfo de Cádiz (una entrada del océano Atlántico), cerca de Gibraltar. Se encuentra en la punta de un angosto istmo que forma el límite occidental de la bahía de Cádiz y une la antigua isla de León a tierra firme. El gran puerto se divide en una bahía exterior y un puerto interior casi sin acceso al mar.
Las principales industrias de la ciudad son los astilleros navales (que en las últimas décadas han sufrido una dura reconversión), la metalurgia y la industria alimenticia; tanto la pesca como el comercio, en especial con países americanos, tienen una destacada repercusión en la economía de la ciudad. Se exporta principalmente jerez, corcho, aceitunas, higos, pescado salado y sal, mientras que las importaciones más importantes son maquinaria, hierro, carbón, madera, café, cereales y otros comestibles. El turismo tiene menor importancia económica, aunque son muy destacados sus carnavales.
Cádiz es una ciudad pintoresca, con edificios blancos de estilo arquitectónico árabe y bellos paseos. Entre sus principales edificios se encuentran la catedral, que data de mediados del siglo XVIII, la iglesia de Santa Cruz (siglo XVII) y la iglesia de Santa Catalina, donde se encuentra la pintura inacabada Desposorios místicos de Santa Catalina, del artista español Bartolomé Esteban Murillo, que murió al caer mientras trabajaba en esta obra. La ciudad es la sede de la escuela médica de la Universidad de Sevilla, una escuela de navegación y una escuela teológica. En el Museo Arqueológico se exhiben valiosas antigüedades romanas y cartaginesas.
Los fenicios fundaron Cádiz, una de las ciudades más antiguas de Europa, en el año 1000 a.C. aproximadamente. Entre el año 700 y el 600 a.C. fue un próspero mercado de ámbar y estaño. En el año 501 a.C. fue conquistada por los cartagineses, que la perdieron ante los romanos en el 201 a.C., al final de la segunda Guerra Púnica (véase Guerras Púnicas). Destruida por los visigodos en el siglo V d.C., los musulmanes la conquistaron en el año 711 y la reconstruyeron. En 1262 Alfonso X el Sabio, rey de Castilla, tomó la ciudad.
Tras el descubrimiento de América por Cristóbal Colón, en 1492, Cádiz sustituyó a Sevilla, en el siglo XVII, como centro que ostentaba el monopolio del comercio americano, por lo que llegó a ser una de las ciudades más ricas de Europa. Hasta finales del siglo XVIII, sufrió varios ataques ingleses en su afán por desafiar la supremacía naval española; el primero se produjo cuando una flota inglesa dirigida por sir Francis Drake asaltó el puerto en 1587 y destruyó muchos barcos, pero no pudo saquear la ciudad.
Durante la Guerra de Independencia española, Cádiz fue sede de las Cortes que elaboraron la Constitución de 1812, siendo sitiada por la marina francesa entre febrero de 1810 y agosto de 1812. Tras la pérdida de las colonias españolas en América la prosperidad de la ciudad disminuyó, aunque desempeñó un destacado papel en los cambios políticos que se produjeron en el siglo XIX: fue el último reducto de los constitucionalistas ante la intervención francesa que permitió a Fernando VII gobernar de forma absoluta (1823), y en Cádiz se sublevó el almirante Juan Bautista Topete, en 1868, iniciando el movimiento revolucionario que destronó a la reina Isabel II. En la Guerra Civil española (1936-1939) Cádiz fue utilizada como base de las fuerzas nacionales dirigidas por Francisco Franco. Población (2005), 131.813 habitantes.
Fuente: Microsoft ® Encarta ® 2007. © 1993-2006