Sitios del mundo:

Loading...

Argentina


Argentina : Estado ubicado en el SE de América del Sur, entre los Andes y el océano Atlántico, constituido por varias regiones naturales: la Puna (Andes), Patagonia-Tierra de Fuego (extremo meridional), Pampa (llanuras central) y Chaco-Mesopotamia (ambas orillas del río Paraná). En la Pampa, tierras fértiles de loess, se concentra la actividad socioeconómica del país. El clima es muy variado: oceánico or. en las regiones sept., subárido en el NO y continental en la Patagonia. La población está integrada por descendientes de europeos, principalmente latinos. En los últimos años el país recibió unos ocho millones de inmigrantes. La actividad agropecuaria es la base de la economía. La ganadería se desarrolla en la Patagonia (ovinos) y en la Pampa (bovinos) e impulsa una importante industria transformadora (pieles, carne congelada, producción lácteos). El trigo y el maíz son los principales cultivos aunque sus sup. disminuyen en beneficio de la dedicada a las plantas forrajeras. La minería proporciona principalmente petróleo y gas natural. La industria se desarrolló después de la segunda Guerra Mundial y cuenta con factorías textiles, químicos y siderometalúrgicas. Políticamente es una republica federalista presidencialista con capital en Buenos Aires. Ciudades principalmente: Rosario, La Plata, Córdoba, Mendoza, Santa Fe, Tucumán. Historia: El Río de la Plata fue descubierto por Díaz de Solís en 1516. Pedro de Mendoza fundó en 1536 Santa María del Buen Aire o Buenos Aires; y Juan de Garay (1580) prosiguió la colonización. En 1776 Carlos III creó el virreinato de la Plata. - se proclamó independiente el 9 de julio de 1816, independencia consolidada por las acciones militares del general San Martín en Chile y Perú. Rosas gobernó dictatorialmente de 1829 a 1852, en que fue derrocado por el general Urquiza. Éste promulgó la constitución federalista de 1853. En 1862 fue elegido presidente constitucional Bartolomé Mitre, durante cuyo mandato estalló la guerra de la Triple Alianza (Argentina, Brasil, Uruguay) contra Paraguay (1865-1870), que finalizó con el triunfo de los aliados. La presidencia de Mitre inauguró una etapa de progreso cultural y económico y de estabilidad político En 1912 se estableció el voto libre y secreto; el primer presidente electo por este sistema, Hipólito Irigoyen (1916-1922), fue reelegido en 1928 y derrocado en 1930 por el golpe de estado del general Uriburu. En 1943 tuvo lugar el golpe militar del general Ramírez, suplantado en 1944 por el general Farrell, quien nombró vicepresidente al coronel Juan Domingo Perón. Éste fue elegido presidente en 1946 y reelegido en 1952. Perón, que llevó a cabo una política demagógica de reformas sociales y económicas y de exaltación nacionalista a través del justicialismo, fue a su vez derrocado por el ejército (Leonardi y Aramburu) en 1955. En 1958, reinstaurada la democracia, resultó elegido Arturo Frondizi, que tuvo que dimitir en 1962 al estallar una sublevación militar que instauró en el poder a José Mª Guido. En 1963 fue elegido Arturo Illía, derrocado en 1966 por el general Onganía, a quien los jefes de las F. A. destituyeron y sustituyeron por el general R. M. Levingston, que, incapaz de solucionar la difícil situación política y económica del país, fue destituido en 1971 por el general Lanusse. Éste asumió la presidencia de la nación y liberalizó el régimen militar argentino En 1972 propuso el retorno a la constitucionalidad con la convocatoria de elecciones generales para marzo de 1973. Asimismo permitió el regreso de Perón a la -. El peronismo, enmarcado en la coalición Frente Justicialista de Liberación (FREJULI) resultó vencedor en las elecciones y Héctor J. Cámpora, candidato designado por Perón, fue elegido presidente de la República, pero dimitió poco después para convocar nuevas elecciones. Como estaba previsto, el 23 de septiembre de 1973 Perón se alzó con el triunfo y su esposa, María Estela «Isabel» Martínez, fue elegida vicepresidente. Sin embargo, su victoria no respondió a las esperanzas depositadas en él. El sector derechista del peronismo se hizo cada vez más fuerte, mientras el antaño dictador, enfermo, no podía como antes conciliar las facciones opuestas que se aglutinaban en torno a su persona. Con la nación al borde de la bancarrota y el justicialismo de izquierdas perseguido y a punto de reanudar la lucha armada, Perón falleció en julio de 1974. Su esposa le sucedió en la presidencia. Con ella la situación se agravó aún más. El hombre de confianza de la nueva presidente, José López Rega, se adueñó de hecho del poder y organizó grupos parapoliciales que se enfrentaron violentamente, aunque sin éxito, a las organizaciones guerrilleras izquierdistas; a pesar de que fue destituido a principios de 1976, la suerte del peronismo estaba ya echada. Cuando el 23 de marzo de 1976 las fuerzas armadas derrocaron a la presidente, el país, sumergido en una ola de violencia política, recibió la noticia con tranquilidad. Asumió el poder una Junta Militar y fue nombrado presidente el general Jorge Rafael Videla, comandante jefe del ejército. La dura acción represiva del nuevo régimen terminó de raíz con los grupos de izquierda. En el terreno económico, las medidas de liberalización, si bien favorecieron las exportaciones agrarias, perjudicaron a la industria nacional y no lograron contener del todo la inflación monetaria. Tras la fallida ocupación de las Malvinas (1982), el régimen militar entró en crisis. Al presidente Galtieri le sustituyó el general Bignone, quien convocó elecciones libres. Las ganó el radical Raúl Alfonsín, cuyo equipo gubernamental no logró frenar la hiperinflación lo cual determinó que el presidente optara por resignar la presidencia antes de extinguirse su mandato (junio de 1989). Le sucedió el candidato electo, el justicialista Carlos Saúl Menem. Las medidas económicas adoptadas determinaron que durante la segunda mitad de 1990 se iniciara una evolución hacia una esperanzadora estabilidad, y en 1991 - era uno de los países latinoamericanos con mayor crecimiento (Mercosur). Las elecciones parciales de 1991 revalidaron la hegemonía justicialista. El 3 de octubre de 1993 se celebraron comicios para elegir una mitad de la Cámara de Diputados. Resultó vencedor el partido justicialista, que obtuvo aproximadamente el 42% de los votos emitidos. En 1995 Menem es reelegido como presidente.