Guía de Venecia SESTIERE SAN MARCO Piazza di San Marco

  

Guía de Venecia
SESTIERE SAN MARCO
Piazza di San Marco
Vaporetto San Marco Vallaresso 1. 2. N.
Alilaguna San Marco Giardinetti ORO. ROSSA. BLU.
La Plaza de San Marcos, con sus cientos de turistas paseando y las espesas nubes de palomas que la sobrevuelan, es el centro neurálgico de Venecia y la más bella estampa de la ciudad. Originalmente era una pequeña plaza frente a la antigua Basílica de San Marcos pero creció hasta su tamaño actual tras las reestructuraciones sufridas por las inundaciones de 1177 y aprovechando para su inauguración la visita del Papa Alejandro III.
La Plaza está situada en el lugar más bajo de Venecia lo que provoca que cuando el nivel del agua sube por efecto de las lluvias, se inunde completamente siendo drenado el sobrante al Gran Canal mediante una infraestructura diseñada a tal efecto.
Sin embargo esto también provoca que cuando es la marea la que sube, la plaza se inunde cubriendo de agua el intrincado pavimentado geométrico diseñado por Andrea Tirali que cubre San Marco. El "acqua alta" tiene lugar dos veces al día en primavera y otoño.
Sin duda el edificio más espectacular de la plaza es la Basílica de San Marcos, icono bizantino de la ciudad, que con sus cinco cúpulas y sus esplendidas decoraciones en mármol y mosaicos, da la bienvenida a los viajeros que a San Marcos llegan andando por la Marzaria de l´Orologio.
Situada en el lado noreste de la plaza, la basílica fue diseñada durante el siglo X para albergar el cuerpo de San Marcos traído desde Alejandría. Tras sufrir un incendio durante un motín en el año 975, la basílica fue reconstruida durante el siglo XI y sucesivamente modificada hasta presentar su actual aspecto desde el siglo XVII.
La fachada principal presenta cinco portadas de columnas de mármol adornadas con esculturas y mosaicos que representan el traslado de San Marcos a la basílica, destacando la central con una magnífica puerta de bronce de estilo bizantino.
La parte superior se sostiene sobre una gran terraza donde se hayan las copias de cuatro caballos en cobre dorado trasladados a la ciudad desde el hipódromo de Constantinopla en el año 1204, tras la conquista de la ciudad durante las Cruzadas. Los originales, esculpidos por griegos durante el siglo III ac fueron llevados a París por Napoleón y posteriormente devueltos a Venecia cuando ésta perteneció a los austriacos. Actualmente se encuentran en su interior.
Durante el siglo XV se añadieron a las cúpulas los característicos adornos góticos que las culminan y en el siglo XVII se terminó la obra con la finalización de los mosaicos.
Su interior, sustentado por bellísimas columnas y adornado con magníficos mosaicos es de planta de cruz griega y está repleto de obras de arte producto del expolio que los venecianos llevaron a cabo por todo el Mediterráneo.
La basílica se puede visitar entre las 9:45 y las 16:45 entre octubre y marzo y entre las 9:45 y las 17.00 el resto del año. El acceso es gratuito mientras que para los museos es de 4 € para el de San Marcos, 2 € para la Pala d’Oro y 3 € para el tesoro.
Los museos cierran a las 16:00 y los fines de semana y festivos abren a las 14:00.
A la derecha de la basílica y ocupando un espacio en la plaza hasta el Ponte della Paglia, frente a la laguna, se encuentra el Palazzo Ducale, edificio de forma cúbica y estilo gótico que sirvió como residencia de los Dux y como sede del gobierno y corte de justicia y prisión.
El edificio fue originalmente construido como fortaleza durante el siglo X. Tras ser pasto de las llamas, en el siglo XII el Dux Sebastiano Ziani ordenó su reconstrucción en torno a la planta original, pero transformado su nuevo diseño en un elegante palacio.
Desde entonces los sucesivos mandatarios de la ciudad completarían la obra mediante añadidos siendo el más llamativo la Prigioni Nuove, cuya función sería la de cárcel y que fue conectado al Palacio, salvando el canal, mediante el famoso Puente de los Suspiros.
El edificio principal está formado por sendas arcadas situadas en el primer y segundo piso, ambas rematadas en capitales ricamente decorados de los siglos XIV y XV. La arcada inferior se soporta sobre anchos arcos góticos apuntados, mientras que las de la terraza superior, más estrechas, están rematadas en óculos cuadrilobulados. Palazzo Ducale.
La construcción continúa verticalmente con una fachada lisa salpicada de ventanas espaciadas entre sí y decorada mediante una disposición de ladrillos en forma de tablero de mármol rosado y blanco.

Fuente: http://www.allworldguides.com