Sitios del mundo:

Loading...

Guía Turística de Lisboa Praça do Comércio



Guía Turística de Lisboa
Praça do Comércio.
Terreiro do Paço M.Azul
Praça do Comércio T.15, T.18, T.25
La Plaza de Comercio está construida sobre el terreno donde se encontraba el Palacio Real antes del terremoto de 1755.
En el extremo sur, a orillas del Tajo, se pueden ver los escalones de mármol que usaban las visitas ilustres para desembarcar en Lisboa mientras que en el extremo opuesto se puede observar el
Arco Triunfal da Rua Augusta, que es la entrada a la Baixa.
Los nuevos edificios, de color dorado, de mezclas de estilo neoclásico y barroco, con arcadas rodeando la plaza están ocupados actualmente por ministerios.
En el centro de la plaza se erige la estatua ecuestre de D. José I.
Arco Triunfal da Rua Augusta.
La revolución de los claveles o Revolução dos Cravos en portugués es el nombre dado al levantamiento militar del 25 de abril de 1974 que provocó reinstauración de la democracia en Portugal derrocando la dictadura salazarista que gobernaba el país. Su nombre se debe a que una vendedora de claveles colocó estas flores en los cañones de los fusiles de los militares sublevados en la plaza de Comercio.
La Praça de D. Pedro IV, más conocida como Rossio, su antiguo nombre, es el corazón de la ciudad de Lisboa; en ella se han celebrado casi cualquier tipo de eventos a lo largo de su historia.
El piso de la plaza está constituido por miles de piedras blancas y negras que forman un mosaico de bonitos dibujos ondulados. Este mosaico sirvió de inspiración para el particular adoquinado de todas las calles de Baixa, hecho con cantos lisos de color blanco con forma de rombo.
En el centro de la plaza se encuentra la estatua de D. Pedro IV, primer emperador de Brasil, rodeado de cuatro mujeres que alegorizan la justicia, sabiduría, fuerza y moderación.
De entre los edificios que la rodean de estilo neoclásico pombalino, destaca el teatro D.Maria II construida en la década de los 40 por el arquitecto italiano Fortunato.
En el margen noreste de la plaza se abre la calle de Dom Antao de Almada donde se encuentra la bonita fachada de la iglesia de Sao Domingos.
La iglesia fue originalmente construida en el siglo XIII siguiendo un robusto diseño románico pero durante el terremoto de 1755 se vino abajo tras lo que hubo de ser reconstruida cambiando radicalmente su aspecto para seguir las actuales líneas barrocas que se pueden observar en su fachada.
En 1954 sufrió un incendio en el que su interior fue completamente destruido motivo por el cual actualmente sus paredes y columnas laterales se encuentran bastante deterioradas.
Fuente: http://www.allworldguides.com