Sitios del mundo:

Loading...

LA ECONOMÍA AMERICANA

LA ECONOMÍA AMERICANA.  La economía americana ofrece fuertes contrastes, entre el Norte, con una economía capitalista muy desarrollada, y el Sur, con una economía en vías de desarrollo.

    1. Economía de América del Norte. Canadá y EE.UU. cuentan con un alto grado de desarrollo económico, gracias a la adecuada utilización de su extenso territorio y a la abundancia de recursos naturales con que cuentan. La economía de ambos países está enmarcada dentro del sistema capitalista. El PNB alcanza valores muy altos (Canadá 361.720,000.000 dólares, USA y EE.UU. 4.526,700.000 dólares USA en 1987), al igual que ocurre con la renta per cápita.

    Las innovaciones tecnológicas han resultado fundamentales en el desarrollo económico de América del Norte. La agricultura se caracteriza esencialmente por una gran mecanización y especialización, siendo un sector que se integra perfectamente en la economía. En Canadá la aportación de la agricultura al PNB es algo más importante que en EE.UU., al igual que el empleo generado.

    Las condiciones del medio ofrecen el desarrollo de una gran variedad de cultivos, que se reflejan en la aparición de una serie de regiones especializadas en trigo, maíz, algodón, etc., extendidas desde los bosques de Canadá hasta la frontera de EE.UU. con México.

    El porcentaje de tierras cultivadas en Canadá es inferior al de EE.UU., dedicándose éstas fundamentalmente al cultivo de trigo, siendo el segundo país mundial productor de este cereal, tras los EE.UU., que ocupan el primer puesto. Por tanto, en América del Norte domina el monocultivo, si bien se desarrolla el policultivo, basado en las hortalizas, árboles frutales, etc.

    Es necesario resaltar el importante desarrollo de la maquinaria agrícola y la introducción de innovaciones, como la mejora de semillas, el control de plagas mediante la utilización de fertilizantes, que ha supuesto el aumento de los rendimientos y la reducción de la mano de obra empleada en la actividad agrícola.

    El desarrollo del sector ganadero ha sido muy destacado en los dos países, relacionado tanto con las mejoras técnicas como con las mejoras de las razas. En ambos países sobresale el número de cabezas de ganado bovino. En Canadá, a su vez, es muy importante la cría de animales de piel para peletería, como el visón, nutria, zorro, etc.

    América del Norte cuenta con importantes recursos forestales, que ocupan la tercera parte del territorio canadiense y estadounidense. Se explotan fundamentalmente coníferas y frondosas, para madera y para la industria papelera.

    La pesca constituye otro recurso importante en Norteamérica, sobre todo la marítima, sin olvidar también la fluvial. EE.UU. capturó, en 1986, 4,9 millones de toneladas, y Canadá, 1,4. Son importantes las capturas de bacalao, merluza, sardinas, langosta... Ambos países disponen de una adecuada infraestructura portuaria y flota pesquera.

    América del Norte posee también abundantes recursos energéticos y mineros. El elevado consumo energético ha supuesto una evolución a favor del petróleo y del gas natural. También disponen de importantes recursos hidroeléctricos y carbón. Entre los recursos mineros más explotados de América del Norte se encuentran el hierro, cinc, cobre, plomo, níquel, uranio, plata, oro, bauxita...

    La industria juega un papel fundamental en la economía. El proceso industrializador fue temprano, aportando esta actividad al PNB algo más del 18%  del total de éste en ambos países, trabajando en ella un 15,7%  de la población activa de América del Norte.

    El desarrollo industrial norteamericano estuvo ligado al europeo en un primer momento. Actualmente, la industria de América del Norte se caracteriza por una fuerte concentración espacial y empresarial, siendo una actividad muy diversificada.

    El fuerte desarrollo del sector servicios en Canadá y EE.UU. provoca que trabaje en este sector un gran porcentaje de población activa. Estos servicios se concentran en las áreas urbanas.

    Los transportes y las comunicaciones también alcanzan un gran desarrollo en estos países.

    La balanza comercial tiene un saldo negativo en EE.UU., mientras que en Canadá es positivo, existiendo entre ellos una relación comercial considerable. (En 1986 el valor de las exportaciones de EE.UU. a Canadá fue de 77,337 millones de dólares USA y el de las importaciones de 93.182,3 millones de dólares USA.)

    2. Economía de América Central. Dentro de América Central se incluye el caso de México, debido a que por su situación geográfica (en América del Norte) debería haber sido tratado anteriormente, pero se ha creído más oportuno incluirlo aquí debido a las grandes diferencias que con los otros dos países norteamericanos tiene. Al ser un país de desarrollo económico intermedio entre América del Norte y América Central y del Sur va a tratarse su economía por separado.

    La actividad económica de mayor valor en México es la minería, seguida de la agricultura. Las industrias han evolucionado favorablemente, y el país está mecanizado e introduciendo nuevas tecnologías en todas sus fábricas.

    Los principales productos agrícolas que México produce son maíz, trigo, cebada, cacao, café, tabaco, etc.

    En minería es el primer país productor mundial de plata, produciendo, además, plomo, cinc, cobre, hierro, carbón...

    Es notable en México el crecimiento de la explotación de petróleo, debido a las grandes reservas que se han encontrado al Sur del país, ocupando el segundo lugar en la producción de petróleo entre los países latinoamericanos.

    México es el país de América Latina que más ha desarrollado la industria turística, aportándole grandes divisas al país.

    La economía del resto de los países centroamericanos tiene su fundamento en el sector primario, sobre todo en la agricultura. La industria y los servicios están experimentando un fuerte crecimiento en la actualidad, pero aún presenta un desarrollo escaso e incipiente.

    En Centroamérica se pueden distinguir dos tipos de agricultura: una agricultura de subsistencia, dedicada a productos como maíz, alubias, calabaza, patata, arroz, etc., y una agricultura comercial, dedicada a cultivos destinados principalmente a la exportación, como el café, banana o también la palma oleaginosa, abacá o el algodón. Se han potenciado también otros cultivos que eran propios de la época colonial, como el cacao, la caña de azúcar, las bebidas alcohólicas o el tabaco. Esta diferenciación entre la agricultura de subsistencia y comercial se reproduce en la propiedad de la tierra, la primera se desarrolla en pequeños minifundios y la comercial en grandes plantaciones.

    La ganadería tiene en estos países relativa importancia. Honduras es el primer país ganadero de América Central, desarrollándose el ganado bovino y mular.

    Los recursos forestales no están bien explotados, aparecen especies de madera dura, como mahogani, cedro tropical y caoba, pero éstas no ofrecen grandes aportaciones a la economía centroamericana.

    La minería no tiene importancia, únicamente aparece desarrollada en pequeños yacimientos muy puntuales, por ejemplo, en Guatemala, donde se extrae plomo, cromo, cinc y antimonio. Igual ocurre con otras fuentes de energía como el petróleo, que tiene un desarrollo muy puntual.

    La pesca tampoco tiene relevancia; aparecen especies como camarón, tiburón, mero, etcétera.

    La industria se encuentra en vías de desarrollo, las existentes en la actualidad están relacionadas con productos agrícolas o dedicadas a generar bienes de consumo.

    Lo población dedicada al sector servicios es muy alta, pero esto se explica, porque este sector agrupa a gente muy diversa profesionalmente hablando, parados encubiertos, porteros, limpiabotas, guardacoches, comerciantes, chóferes, servicio doméstico, etc.

    En algunas zonas de Centroamérica, fundamentalmente en las islas del Caribe, se está desarrollando una importante actividad turística, debido a la buena calidad de las playas, y a los capitales estadounidenses y canadienses invertidos para el mejoramiento y creación de servicios turísticos.

    Debido a todos estos factores, la balanza comercial es negativa, las importaciones de productos como alimentos, productos manufacturados y maquinaria superan con mucho a las exportaciones, basadas en productos agrícolas o materias primas minerales o forestales.

    3. Economía de América del Sur. Al igual que en los países centroamericanos, en los sudamericanos las principales actividades económicas derivan del sector primario. Agricultura y ganadería son los principales recursos con los que cuentan estos países.

    La agricultura está dividida en agricultura de subsistencia, desarrollada en todos los países, y la agricultura destinada a la exportación, tanto de cereales (Argentina y en menor medida Uruguay) como de productos agrícolas tropicales, como cacao, tabaco, algodón, café, etc., en los países como Brasil y Colombia.

    En Brasil y Colombia, debido a la inadecuada estructura de la propiedad y a la escasa mecanización y modernización del medio rural, la agricultura se está viendo sometida a una profunda crisis.

    Es importante la actividad ganadera, centrada en el ganado bovino y ovino, que ha hecho que algunos países (Argentina) obtengan grandes ingresos con su exportación.

    Los recursos mineros han sido muy importantes ya desde época colonial, siendo aún en la actualidad grandes exportadores países como Chile (nitrato y cobre), Bolivia (estaño), Venezuela (petróleo), etc.

    Los países sudamericanos tienen un grave problema, debido a que la explotación de estos minerales está en su mayoría en manos de capitales extranjeros, lo cual les hace depender enormemente de mercados exteriores.

    La industria está muy poco desarrollada, siendo las existentes alimentarias o textiles que en su mayor parte dependen también de capitales exteriores.

    Son países que en su mayoría cuentan con una balanza comercial positiva (las exportaciones superan a las importaciones), pero cuentan con una gran inflación y una gran deuda externa, debido a la exportación de materias primas y a la importación de productos manufacturados.

Fuente: Enciclopedia Lafer