Sitios del mundo:

Loading...

Guía Shanghai


Guía Shanghai
Shanghái nació en el siglo X como un pequeño pueblo de carácter comercial gracias a su situación privilegiada en la ribera del Huangpu, afluente del cercano río Yangtze. Esta condición de punto de intercambio comercial marcará toda la historia de la ciudad hasta la actualidad. Su población aumentó primero en el siglo XII, tras acoger a numerosos refugiados provenientes de la conquistada Dalian (), y después como consecuencia del desarrollo de la recolección y elaboración del algodón. Fue amurallada en el siglo XVI para protegerla de los saqueos de piratas japoneses.
Durante la dinastía Qing (清朝) (1644–1912) la ciudad empezó a despertar el interés de las potencias occidentales como puerta de entrada de sus productos hacia el resto del país a través del Yangtze. Los Qing eran manchúes, procedentes del noreste, que tras tomar Pekín establecieron la nueva estirpe imperial. Se dieron numerosos movimientos de resistencia que fueron reprimidos. Además, impusieron la forma de vestir y los peinados manchúes a toda la población, lo que cimentó la inquina de los han (la etnia mayoritaria en Shanghái y el resto del país), que nunca aceptaron de buen grado a los gobernantes extranjeros. Pero durante el siglo XIX los Qing entraron en claro declive, debido a las innumerables rebeliones internas y a la presión de las potencias coloniales, que aprovechaban la debilidad del Gobierno para conseguir tratados comerciales muy favorables para los intereses occidentales.
En este sentido cabe destacar las dos Guerras del Opio (鸦片战争) (1839 – 1842 / 1856 – 1860). Reino Unido había intentado compensar su deficitaria balanza comercial con China mediante masivas exportaciones de opio procedentes de sus colonias en India. La adicción a esta sustancia se convirtió en un verdadero problema de salud pública en China –algunas estimaciones afirman que un cuarto de la población estaba enganchada- y Pekín prohibió su comercio, lo que provocó la declaración de guerra británica. Los ejércitos de Su Majestad barrieron a las fuerzas imperiales, forzando tratados de paz humillantes para los chinos, que en la práctica permitían a las potencias occidentales hacer y deshacer a su antojo en el país, además de ceder Hong Kong a Gran Bretaña.
Durante el primero de estos conflictos, Shanghái fue ocupada por fuerzas británicas y en el subsiguiente tratado de paz fue declarada puerto abierto al comercio internacional. Además, los ciudadanos de Francia, Gran Bretaña y Estados Unidos adquirieron un estatus especial en el que se les aplicaba la jurisdicción legal de sus países, aunque se encontrasen en territorio chino. Ya en 1845 se firmaron los acuerdos por los que estas tres naciones delimitaban sus concesiones: zonas dentro de la ciudad que eran a todos los efectos territorio extranjero.
Tras algunos vaivenes diplomáticos, se creó un sistema en el que Shanghái estaba dividida administrativamente en tres entidades independientes: la china, la francesa y la internacional –resultado de la unión de las concesiones británica y estadounidense-.
Las bandas organizadas supieron explotar las diferencias legislativas entre las distintas zonas, iniciando un proceso que llevó a que la ciudad se convirtiera en una de las capitales mundiales del vicio. La falta de un poder local centralizado también la transformó en un refugio para exiliados de todo el mundo, desde los rusos pro zaristas, tras la revolución bolchevique, hasta los judíos que escapaban de la persecución nazi.
EL ÚLTIMO DON
Du Yuesheng (杜月笙) (1887 – 1951), alias “Du orejas grandes”, fue el último líder de Green Gang (青帮, Qing Bang), una organización que controló los bajos fondos de Shanghái desde principios del siglo XX hasta el advenimiento de la República Popular. Nació como una sociedad secreta Shaolin que defendía a los han de los abusos de la dinastía Qing , pero luego se convirtió en un poderoso grupo de corte mafioso dedicado al tráfico de opio, trata de blancas, prostitución, juego ilegal, extorsión, asesinato por encargo, etc.
Du, natural de Pudong, escaló rápidamente posiciones en la organización hasta convertirse en el rey del hampa en sólo cinco años. Su base de operaciones era el actual distrito de Xuhui, gracias a su estrecha amistad con Huang Jinrong, el comisario jefe de los detectives chinos encuadrados en la policía francesa. También estaba relacionado con los centros de poder del país, y se alió con Chiang Kai-shek contra los comunistas y demás organizaciones obreras. Bajo sus ordenes, el Green Gang participó activamente en la “masacre de Shanghái” de 1927, en la que más de 5.000 comunistas fueron asesinados. Tras el triunfo de la revolución huyó a Hong Kong, donde murió por causas naturales cuando preparaba su regreso a la ciudad que un día estuvo a sus pies.
La villa que Du empleó como club social, escenario de sus glamurosas fiestas, es en la actualidad el espectacular Mansion Hotel, situado en el número 82 de la calle Xinle (乐路82). El edificio diseñado originalmente por el arquitecto Lafayette en 1932 es un buen ejemplo de la fusión de la arquitectura clásica francesa con la oriental, que exhibe todavía una gran colección de objetos de la época dorada del “París de Oriente”.

Fuente: Guía Shanghái 2.010