Yucatán : Península de México

Ypacaraí  :  Ciudad del centro de Paraguay, capital del departamento Central. Situada en la orilla meridional de la laguna homón.

Ypoá  :  Lago de Paraguay (departamento de Paraguarí), en una zona pantanosa de la región central. La parte S recibe el nombre de laguna Verá. Long., 45 km. Desagua en el río Paraguay


Yucatán  :  Península de México, que separa el golfo de México del Caribe y está separada de Cuba por el canal homón. Es una meseta calcárea de 500 m. de altura máxima. Clima árido. El Usumacinta es el único río importante de la península Antiguo asentamiento de la civilización maya, se conservan importantes restos arqueológicos (Chichén-Itzá, Uxmal). La colonización española se inició con Francisco de Montejo y su hijo, fundador de Mérida (1542). Políticamente está dividida entre los estados de Yucatán y Campeche y el Territorio de Quintana Roo. ¦ Estado de México. Capital, Mérida. Situado en el extremo sept. de la pen. homón., limita al N con el g. de México, al SE con el Territorio de Quintana Roo y al SO con el estado de Campeche


Yugoslavia  :  (Jugoslavija). Estado del SE de Europa, a orillas del mar Adriático. Casi todo el país es montañoso (Alpes Dináricos), excepto una región llana, al E, atravesada por el río Danubio. El clima es continental en la zona oriental, alpino en las cotas más elevadas y mediterráneo en el litoral y en el sector occidental La población está constituida por un mosaico étnico: serbios, croatas, eslovenos, macedonios y montenegrinos. La agricultura, colectivizada, produce principalmente cereales (trigo, maíz), vid, patatas y árboles frutales. La ganaderia (ovinos, bovinos) es notable. La industria se basa en el potencial energético (eléctrico y termoeléctrico), en la minería (carbón, lignito, cobre, hierro), y la siderurgia. Capital, Belgrado. Historia En 1918 se creó, a expensas del desmembrado imperio austriaco, el Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos. La pugna entre centralistas serbios y federalistas croatas culminó con el golpe de estado de 1929 por el que el rey Alejandro I derogó la constitución, dio al país el nombre de Reino de - y dictó una nueva constitución (1931) de tipo unitario. Tras el asesinato del rey Alejandro (1934) subió al poder el regente Pablo, cuya política de acercamiento a Alemania provocó el golpe militar que instauró en el trono al rey Pedro II (1941), lo que decidiría la invasión del país por tropas alemanas e italianas Croacia se proclamó independiente con régimen pro nazi. La lucha armada contra los invasores fue llevada a cabo por los guerrilleros de Tito, federalista y comunista, y por las fuerzas de Mihailovic, unitario y monárquico. Concluida la guerra con el triunfo de los primeros, en 1945 se creó la Republica Federalista de - dentro del área de influencia de la URSS. En 1948 Tito rompió con la Kominform e inició una política de neutralidad entre los bloques oriental y occidental En julio de 1971 el presidente Tito fue reelegido. Falleció en 1980. Tito mantuvo cohesionado un país tan artificial como - gracias a un gobierno personalista, basado en el culto de su imagen de libertador y padre de la patria, y gracias también a la doctrina oficial comunista a modo de aglutinante, y a la policía y al ejército como garantes del régimen. A la muerte del dictador se implantó una presidencia colegiada, totalmente inoperante. La crisis institucional coincidió con una vertiginosa degradación de la economía Con pocas posibilidades de llevar a cabo una reconversión, y viviendo prácticamente de la agricultura, de las remesas de los emigrantes y del turismo, - llegó al término de los años 80 con una enorme inflación, un crecimiento nulo y unas diferencias en aumento entre las distintas repúblicas (así, la renta per cápita de Eslovenia superaba en más del doble la de Kosovo). A esta situación degradada vino a sumarse la emergencia de los nacionalismos. El primero en manifestarse con virulencia fue el de Kosovo, habitado por albaneses en un 90%, y que fue aplastado por las fuerzas armadas. Los cambios en el este de Europa y en la propia Unión Soviética, animaron los secesionismos abiertamente en 1990. La declaración unilateral de la plena soberanía por Eslovenia y Croacia en 1991, precipitó los acontecimientos, y se desató una auténtica guerra civil que si no llegó a mayores fue por la falta de apoyos de uno y otro bando en el extranjero. La comunidad internacional emprendió varias iniciativas para devolver la paz a -, pero la solución se veía difícil ante una realidad insoslayable: el estado artificial que fue siempre -, incompatible con la idea occidental del estado-nación. Añádase a lo anterior la tradición guerrillera del país y la circunstancia decisiva de que el ejército federal está compuesto en un 80% por serbios. La independencia de Eslovenia y Croacia fue reconocida internacionalmente y en 1992 optó por seguir el mismo camino Bosnia - Hercegovina, tras un referéndum. Sin embargo, los repetidos ataques de Serbia, que han dado lugar a una enorme emigración, tuvo por objeto (1991-1992) acabar con la coexistencia de las minorías y forzar a éstas a agruparse en regiones culturalmente homogéneas. Esta guerra de Bosnia, centrada principalmente en la capital, Sarajevo, ha pasado por episodios particularmente crueles, de los que ha sido víctima la población civil. La voz de Kosovo, ocupado por los serbios, no se ha dejado oír, como tampoco la de otras unidades administrativas autónomas. Macedonia ha proclamado la independencia de hecho, pero ésta inquieta a Bulgaria y Grecia, estados entre los que se reparte el territorio de la Macedonia histórica. Montenegro ha decidido mantenerse dentro de la federación. En 1995 una ofensiva aérea de la OTAN contra fuerzas serbo bosnias favorece la firma de los acuerdos de paz de Dayton. En Serbia la oposición ocupa la mayoría de las alcaldías más importantes del país en 1997. La continua represión del gobierno serbio sobre Kosovo provoca en 1999 la intervención militar de la OTAN para intentar impedir el genocidio de la mayoría albanesa de la región.