Sitios del mundo:

Loading...

Guía oficial Ciudad de Granada Es granada desde el sacromonte


Guía oficial
Ciudad de Granada
Es granada desde el sacromonte
Lindando con el Albaicín se encuentra el que para muchos es el verdadero barrio distintivo de Granada, y desde luego el más secreto y enigmático: el Sacromonte. Su nombre viene de finales del siglo XVI, cuando se hallaron en esta zona las reliquias de San Cecilio y unas misteriosas láminas de plomo con inscripciones, los Libros Plúmbeos. Para venerar estos hallazgos se construyó años después la Abadía del Sacromonte.
Pero el Sacromonte tiene también una vertiente menos sagrada, que es su tradición flamenca y festiva. Hay un Sacromonte de día y otro de noche, y ambos merecen visitarse con tiempo y espíritu aventurero.
De día
Llegar al Sacromonte dando un paseo permite disfrutar de una vista encantadora de Granada, con la Alhambra y el Generalife como referencias siempre presentes. El camino, llano y cómodo, parte del
Peso de la Harina (2), a mitad de la Cuesta del Chapiz, y sólo conservadel vía crucis que fue, algunas cruces de piedra del siglo XVII, costeadas por los nobles de la ciudad. Durante el paseo–mirador (1-3) se ven, o se adivinan, esas viviendas que ya hace dos siglos admiraban a los visitantes: las casas–cueva del Sacromonte, donde se asentaron los gitanos granadinos en el siglo XVIII. Encaladas por dentro y por fuera y con chimeneas a modo de respiraderos, el barrio les debe, en gran medida, su especial fisonomía y mucho de su encanto. Al final del recorrido, se inicia la subida a la Abadía, en lo alto del monte.
No te pierdas
Junto a la Abadía, las Santas Cuevas. En estas cuevas–catacumba se guardan las reliquias del patrón de la ciudad, San Cecilio, y la imagen del Cristo de los Gitanos (una de las más veneradas de la Semana Santa). Como curiosidad, en una de las cuevas hay
también una piedra que, según la tradición, da marido en el mismo añoa la mujer que la bese.
De noche
El Sacromonte es el centro neurálgico de la Granada flamenca y jonda: todos los días se celebran espectáculos organizados y, con suerte, a cualquier hora se disfruta de exhibiciones espontáneas en los bares y terrazas del barrio. Las zambras (4) del Sacromonte —cuevas que se usan como tablaos— son el destino de muchos viajeros que no se van de Granada sin vivir una larga noche de cante y baile flamenco, cenando antes la tradicional tortilla del Sacromonte —con jamón y pimientos, entre otros ingredientes— y alegrándose el cuerpo y el alma con la música, la bebida y el ambiente de un barrio muy típico pero nada tópico.
Para apasionados del flamenco, el Centro Internacional de Estudios Gitanos, asentado en el popular edificio de “La Chumbera”, en pleno Sacromonte, tiene una programación, más omenos estable, de cante y baile flamenco los sábados, además de otras actividades culturales periódicas relacionadas con este arte milenario.
Es granada desde el Realejo
Justo al pie de la Alhambra, el Realejo, antiguo barrio judío, es hoy uno de los más populares y animados de Granada (1) y conserva la huella multicultural de siglos de historia. Una buena opción es recorrerlo tras la visita a la Alhambra.
Bajando la Cuesta del Realejo, más escalera que calle, se llega directamente al corazón del barrio.
Pero antes de empezar el descenso es aconsejable detenerse en la parte alta en varios de sus lugares más interesantes.
El Carmen de los Mártires (2),atesora uno de los jardines más románticos de Granada y los amantes de la poesía se admiraránal descubrir que bajo uno de sus árboles escribió San Juan de la Cruz los versos de La noche oscura del alma.
En una noche oscura, con ansias, en amores inflamada, ¡oh dichosa ventura!,salí sin ser notada estando ya mi casa sosegada.
La Casa Museo Manuel de Falla (3) fue el hogar del gran músico y compositor hasta su exilio en 1939, y conserva, además de su piano, una colección de objetos personales, partituras, muebles y enseres que se conservan tal y como él los dejó.
La impresionante mole rojiza de Torres Bermejas (4), una antiquísima fortaleza que ya era vieja cuando se construyó la Alhambra, evoca un pasado de caballeros y defensas heroicas.
Fuente: Guía oficial

Ciudad de Granada