Guia Venecia El edifico está adornado mediante varias esculturas

Resultado de imagen para campanario de san marcos venecia    Resultado de imagen para campanario de san marcos venecia

Guía Venecia
El edifico está adornado mediante varias esculturas situadas en las esquinas que representan el Juicio de Salomón, a Noé y a Adán y Eva.
La Porta della Carta, entrada principal, se sitúa entre el palacio y la basílica y su magnífico diseño, que sigue las líneas puras del estilo gótico flamígero, está elegantemente rematado por un estilizado tímpano donde se observa el grabado del león de San Marcos.
En su interior el palacio tiene un precioso patio cuya fachada principal, de estilo renacentista, está formada por arquerías ornamentadas mediante pilastras, frisos y óculos acompañados de una extraordinaria decoración escultórica.
Se pueden visitar estancias y salones en los que se encuentran grandes pinturas decorando techos y paredes de artistas de la talla de Jacopo e Domenico Tintoretto, Paolo Veronese, Tiziano, Giovanni Bellini, Palma il Giovane o Domenico Tiepolo.
Los itinerarios secretos del Palacio Ducale, es una visita guiada que incluye la visita a estancias del notario del Palacio Ducale, la cámara de torturas y los calabozos.
Los accesos al palacio permanecen abiertos entre las 9:00 y las 17:00 entre noviembre y
marzo y entre las 9:00 y las 19:00 el resto del año. El billete cuesta 12 € siendo valido también para Museo Correr, Museo Archeologico Nazionale y Sale Monumentali della Biblioteca Nazionale Marciana, mientras que para hacer el itinerarios secretos del Palacio Ducale hay que pagar 16 €.
Cruzando el Ponte della Paglia y bajando unos metros por Riva degli Sclavoni, se encuentra el notable Palazzo Dandolo, construido en el año 1400 para la familia Dandolo y convertido, tras un largo historial de habitantes, en el flamante Hotel Royal Danieli.
Frente al palacio y delimitada por éste y las orillas de la laguna, se encuentra la Piazzetta, pequeña
zona de la Plaza de San Marco que encuentra su final en los muros de la Biblioteca Nazionale
Marciana.
Este monumental y emblemático edificio fue diseñado por el arquitecto Jacopo Sansovino y su interior, que se encuentra bellamente decorado con frescos, sirve de almacén para más de un millón de libros impresos, unos 13.000 manuscritos y cerca de 3000 incunables.
Torre dell'Orologio.
Junto a la biblioteca y situada más o menos en el centro de la plaza, se halla el Campanario de San Marcos, una torre de 98,6 metros de altura de construcción bastante sencilla en forma de torre de ladrillo que termina en un campanario con arcos, coronado por una aguja piramidal en cuya cúspide se encuentra el arcángel Gabriel.
Su construcción se inició en el siglo IX, tras lo cual sufrió un sin fin de desgracias en forma de incendios, rayos y daños causados por terremotos que acabaron con ella en 1902, cuando colapsó y se vino abajo. En 1912 se terminaron las obras de restauración dejándola exactamente igual que antes
del colapso.
La visita al Campanario de San Marcos comienza a las 9:00 y termina a distintas horas dependiendo de la hora del atardecer.
Su coste es de 8 €.
En la fachada norte de la plaza y frente a la biblioteca y el campanario podemos ver la Torre
dell'Orologio, construida en el siglo XV para albergar el reloj de San Marcos cuya función sería la de
ayudar a los marinos en sus horarios de viaje.
Campanario.
La mayor parte del resto de la plaza la forman las Procudorías. La más antigua de todas, la Procuratie Vecchie, se sitúa al norte y fue construida en el siglo XII para hospedar a los procuradores y albergar sus oficinas que fueron ampliadas entre los siglos XVI y XVII con la construcción de la Procuratie Nuove, situada al lado sur y de estilo clasicista.
La última de las Procudorías la ordenaría construir Napoleón durante el periodo en que Venecia estuvo ocupada por los franceses para así cerrar completamente la plaza.
Actualmente la mayor parte de las plantas bajas de las Procudorías están
ocupadas por carísimos cafés mientras que el ala Napoleónica da acceso al
Museo Correr.
A unos 100 metros al este de la Plaza, atravesando los pasadizos del Ala
Napoleónica encontramos el ábside la Chiesa di San Moisè, iglesia dedicada
a Moisés ya que, al igual que los bizantinos, los venecianos tendían a
canonizar a los profetas del Antiguo Testamento. La Chiesa di San Moisè
también honra a Moisè Venier, quien pagó para que pudiera ser reconstruida
en el siglo IX.
Al otro lado del edificio, su elaborada fachada barroca, obra de Alejandro
Tremignon, destaca por estar completamente cubierta de tallas, la mayor
parte de ellas atribuidas a Heinrich Meyring.
Su interior contiene pinturas y esculturas de los siglos XVII y XVIII. Entre las
pinturas se puede ver el lavado de los pies de Tintoretto y una última cena
atribuida a Palma il Giovane, mientras que el monumental altar es obra de
Enrico Merengo y Heinrich Meyring.

Fuente:Guia venecia 
  Visita: http://www.allworldguides.com