viernes, 28 de junio de 2013

Sitios del mundo: Karakorum : Sistema montañoso del Asia central,

Karakalpakia  :  República autónoma del Uzbekistán. Capital., Nukús. Desértica y esteparia en su mayor parte

Karakorum  :  Sistema montañoso del Asia central, de unos 400 km de longitud, entre el Himalaya y el Kuenlun occidental Posee grandes glaciares y lagunas superiores a los 8.000 m. ¦ Antigua capital de Mongolia, fundada por Gengis Kan en el siglo xiii, cuyas ruinas se hallan a 330 km. al SO de Ulan-Bator.

Karlovy Vary  :  (al. Karlsbad). Ciudad de la Republica checa, en Bohemia occidental Famosa estación termal

Karnak  :  Localidad de la orilla derecha del Nilo (Alto Egipto), que constituye la parte sept. de la antigua ciudad de Tebas (mientras que Luxor forma la parte merid.). Restos de magníficos templos


Kasai  :  Rio del SO de África; nace en el centro de Angola, recorre la región congoleña y desagua en el rio Congo; 1.760 km. ¦ Nombre de dos provincias de Zaire: - Oriental, capital, Mbuji-Mayi, y - Occidental, capital, Kananga (ant. Luluaburgo)

miércoles, 26 de junio de 2013

Guía Changhai - INTRODUCCIÓN


Guía Changhai
INTRODUCCIÓN
Un viaje de mil millas comienza con el primer paso.
Lao Tse
¿POR QUÉ SHANGHÁI?
Junto a la majestuosidad imperial de Pekín, el interés arqueológico de Xi’an o el glamour con reminiscencias coloniales de Hong Kong, la visita a Shanghái es imprescindible para conocer y disfrutar de primera mano la nueva realidad china. La “Perla de Oriente” es la ciudad más dinámica de Asia y el mejor exponente de la revolución -pacífica, pero revolución a fin de cuentas- que está viviendo el País del Centro.
Cuando el visitante primerizo se sumerja en las abarrotadas calles comprobará de un vistazo que en la ciudad conviven y se superponen varias realidades, a menudo contradictorias.
Ante sus ojos se desplegará un hipnotizador panorama formado por casas antiguas, cuando no decrépitas, en muchos casos restos del esplendor pre revolucionario que conoció el París del Este, innumerables comercios y restaurantes, tráfico esquizofrénico y una población con vocación, paradójicamente tan mediterránea, de hacer vida a pie de calle; pero basta con alzar la mirada para toparse con los suntuosos rascacielos engalanados con neones kitsch, iconos del espectacular desarrollo que está colocando a Shanghái en la vanguardia de este comienzo de siglo.
Asimilada la impresión inicial, el viajero podrá certificar que es errónea la opinión, tan extendida, de que la ciudad carece de reclamos turísticos de peso. La realidad es que la urbe en su conjunto, con su inmenso collage de impactos visuales, personajes, olores, contrastes y rincones, es en sí misma el atractivo para el visitante.
Algunos, especialmente ciudadanos chinos, afirman que la verdadera ciudad es la de los hoteles, tiendas y restaurantes opulentos, rascacielos imposibles, coches de lujo y un entramado empresarial y financiero de primer orden. Otros se ciñen a los aspectos más pintorescos, como las estrechas callejuelas, los puestos de comida al aire libre y los paisajes urbanos sembrados de escombros. Para disfrutar plenamente de la visita a Shanghái, hay que tomar esta dualidad como un todo y aceptar con la mente abierta que ambas caras de la moneda forman la realidad de la ciudad.
Si bien un paseo tranquilo es la mejor recomendación que se puede hacer, esto no quiere decir que Shanghái carezca de puntos de interés. Existen magníficos ejemplos de arquitectura neoclásica y contemporánea, museos de indudable interés y templos donde aún se puede respirar el ambiente de la China más añeja, oasis en medio del bullicio.
A todos estos atractivos se añade ahora la Exposición Universal. Si los Juegos Olímpicos de Pekín fueron el anuncio al resto del planeta, por si alguno no se había enterado aún, de que China ha vuelto y está aquí para quedarse, la Expo servirá para reivindicar el papel de Shanghái como uno de los grandes centros económicos y culturales del mundo. Las autoridades locales y estatales han hecho una apuesta decidida por el evento, conscientes de que es el mejor escaparate para mostrar los logros del “socialismo con características chinas” llevado al extremo.
De este modo, se han implicado todos los sectores, incluida buena parte de la ciudadanía, para que el visitante se encuentre con las máximas facilidades para disfrutar del acontecimiento y del resto de la ciudad. La SEEI (Sociedad Estatal para Exposiciones Internacionales) no es ajena a este esfuerzo y se ha volcado para que el Pabellón Español, “el Pabellón Cesto” –enteramente recubierto en mimbre- destaque especialmente, sirviendo de impulso a la presencia empresarial en el gigante asiático.
Con todos estos elementos, el visitante de Shanghái tiene ante sí la oportunidad de convertir su viaje en una experiencia inolvidable, que le ayude a comprender el país que está llamado a marcar la historia del siglo XXI. Esta guía, cuya iniciativa parte del Instituto Cervantes, pretende dar a conocer la ciudad desde el español y ser una ayuda para abordar esa aventura.
APROXIMACIÓN HISTÓRICA
La ocasión es buena, se dice para animarse, apretando el vaso helado en la mano y acodado en el alféizar de la magnífica atalaya del Cathay, estimulado por la música y por el perfume del jazmín, se está tan bien aquí, se siente uno tan joven y lleno de vida todavía, tan conformado a ese recodo último de su destino, tan confiado a su suerte y hasta puede que tan guapo y elegante con su esmoquin, buena ocasión para volver un momento la vista atrás a lo largo del camino, Kim, nuestro pobre camino de la esperanza sembrado de trampas y mentiras al término del cual te has cruzado, afortunadamente para ti, con el viejo camarada Michel Lévy.
El embrujo de Shanghai, Juan Marsé

Fuente: Guía Changhai.pdf

lunes, 24 de junio de 2013

POBLACIÓN DE AMÉRICA


POBLACIÓN DE AMÉRICA.  1. Características generales de la población americana. Existen unas características generales, tanto para la población de América del Norte como para Latinoamérica, que se concretan en el carácter reciente de su poblamiento, unido a la renovación que en los últimos cinco siglos ha experimentado la población americana.

    El poblamiento se va a concentrar en una débil ocupación del espacio, apareciendo una gran diferenciación en la organización espacial de América del Norte (colonización anglosajona) y Latinoamérica (colonizada por países mediterráneos).

    Las características que individualizan a América del Norte son la existencia de escasos pobladores antes de la llegada de los anglosajones, no produciéndose entre éstos y la población indígena procesos de mestizaje. La población es eminentemente inmigrante, produciéndose diversas oleadas a lo largo de la historia, que han ocasionado un gran crecimiento demográfico. La densidad de población aún en la actualidad es débil y la población se encuentra concentrada en las ciudades, siendo por tanto una población muy urbanizada.

    En Latinoamérica la población indígena era muy numerosa, sobre todo en América Central, en el Caribe y en las altas mesetas colombianas, aunque el resto del continente estaba prácticamente vacío.

    Existe una gran diversidad étnica, originada por los fuertes procesos de mestizaje entre la población autóctona y las oleadas migratorias. Es una población muy joven, que posee un fuerte crecimiento natural.

    A nivel general, existen unas densidades muy débiles y contrastadas, hay mayores densidades en las islas que en el continente y mayor en las costas que en el interior.

    En algunos países existe una fuerte tendencia a la concentración urbana, pero la mayoría de ellos poseen una población eminentemente rural. Existen, por tanto, claras diferencias entre las dos «Américas», tanto políticas como culturales, económicas, sociales...

    2. Evolución de la población americana.   El poblamiento americano es bastante reciente. Cuando el europeo llega a América, se encuentra con un número escaso de población (población precolombina), que varía según diferentes estimaciones entre 12-50 millones de habitantes, siendo la densidad demográfica de los amerindios muy débil. El reparto de estos amerindios no era homogéneo, existiendo aproximadamente un millón de indios en Norteamérica (cifra escasa, que fue reducida por las epidemias europeas) y de 6-8 millones de población precolombina en América del Sur, que presentaba un mayor desarrollo cultural y técnico.

    Tras el descubrimiento, siguen una serie de etapas de explotación, conquista y colonización, que cambian el destino de América.

    La conquista y colonización no supone un aumento de población; éste se producirá con las migraciones posteriores. La corriente migratoria más importante se produce para las dos «Américas» durante el siglo XIX. A partir de 1820 aparecen los momentos de máxima llegada de población, que coinciden con la revolución industrial en Europa, con el descubrimiento de oro en California y con el de café en Brasil. Se calcula en torno a 60 millones de inmigrantes europeos los que llegan al continente americano.

    El destino de estas migraciones es fundamentalmente EE.UU. y Canadá, debido al mayor poder de atracción que ejercen por una multiplicidad de factores, entre los que juega un importante papel el medio físico (en América del Norte predominan los climas templados, pero en América Latina los climas que dominan son intertropicales). La procedencia de los emigrantes es generalmente europea, británicos, centroeuropeos y rusos en América Latina. La tendencia migratoria continúa hasta 1930, restringiéndose considerablemente a partir de esa fecha.

    3. Movimientos naturales de la población americana.   El gran desarrollo económico de América del Norte radicó en un comportamiento demográfico concreto, centrado en el gran aporte de migración, el gran descenso de las tasas de mortalidad y el incremento en las tasas de natalidad. Este comportamiento ha ido cambiando a lo largo del siglo. Las migraciones se han reducido considerablemente, la mortalidad continúa con tasas reducidas (en torno al 9% ), pero la natalidad ha sufrido un fuerte descenso desde principios de siglo, situándose en torno al 15% .

    El crecimiento natural es reducido, debido al envejecimiento que se está produciendo en la población norteamericana.

    En América Latina el crecimiento demográfico es el más elevado del mundo, situándose aproximadamente en 3%  anual. De mantenerse esta tasa, América Latina doblará su población en unos 24 años. Esto supone un grave problema para estos países, debido a que el crecimiento económico es muy reducido y el demográfico, muy elevado.

    La mortalidad se ha reducido considerablemente, sobre todo la infantil, debido a las mejoras sanitarias y médicas introducidas en estos países, reduciéndose las epidemias y las enfermedades infecciosas. Los países latinoamericanos que poseen unas tasas de mortalidad más elevadas son aquéllos que poseen un mayor componente de población indígena. La mortalidad se sitúa aproximadamente en torno a 8% .

    La tasa de natalidad es una de las más elevadas, detrás de la del continente africano (34% ), lo cual hace que la estructura de edad de Latinoamérica sea muy joven.

    4. Desigual distribución de la población americana.   La distribución de la población en América del Norte es muy irregular. En EE.UU. La densidad gira en torno a 22 hab./km², pero existen fuertes contrastes entre unas zonas y otras. Existen fuertes densidades en la fachada Este y en algunos puntos del Oeste, pero el interior está prácticamente vacío. Desde el Estado de Carolina del Sur, los Estados del Este presentan fuertes densidades, hasta que se debilitan hacia el Oeste del Mississippi. Las causas de estos contrastes son tanto físicas, derivadas del relieve (Rocosas) y de los factores climáticos (extrema continentalidad y aridez), como históricas, debido a que el proceso de colonización comienza por la fachada Este, con la instalación de importantes puertos orientados hacia Europa.

    Así pues, al Este del Mississippi se concentra la mayor parte de la población, debido a la mayor antigüedad de su poblamiento, a su clima más confortable y a la concentración de recursos naturales. Esta zona se convierte además en una gran zona urbana que se establece en torno a dos ejes: desde Washington hasta Boston y al Sur de los Grandes Lagos.

    En Canadá las densidades son menores, en torno a 2 hab./km². La mayor parte de la población se concentra entre Montreal y Quebec, por tanto, hacia el Este. El interior está vacío y al Oeste existen zonas dispersas muy pobladas (Vancouver).

    El América del Norte es importante destacar el carácter urbano de su población. Más del 80%  es urbana, frente al campo, menos poblado.

    La distribución de la población en Latinoamérica también ofrece fuertes diferencias. La densidad es muy baja, 15 hab./km². En el continente la densidad es bastante inferior a las islas. El interior está escasamente poblado, concentrándose en la periferia, tanto en la fachada atlántica como en la pacífica.

    En la atlántica las densidades son más altas, concentrándose la población en una serie de zonas urbanas, en el estuario de la Plata (Rosario, Buenos Aires y Montevideo) y entre Porto Alegre y San Luis (Porto Alegre, São Paulo, Río de Janeiro...) también aparecen fuertes concentraciones entre Caracas y Bogotá.

    En la fachada pacífica existe una menor continuidad en el
poblamiento, prácticamente sólo hay dos áreas equiparables a las de la fachada Este: Santiago de Chile y en torno a Lima y Quito.

     Más del 50%  de la superficie de América Latina está despoblada, o con densidades muy débiles, situadas en torno a la cuenca del Amazonas, al macizo guyano, a las mesetas interiores de Brasil, el desierto de Atakama y el macizo de la Patagonia. Al igual que en América del Norte, en la distribución espacial de la población influyen tanto factores físicos como históricos, ligados a las zonas de poblamiento más antiguo.

    Aunque algunos países de Latinoamérica tienen un elevado porcentaje de población urbana (Chile y Argentina superan el 80%), en la mayor parte de ellos la población rural es muy similar a la urbana, sufriendo ésta un considerable aumento actualmente.

Fuente: Enciclopedia Lafer

miércoles, 19 de junio de 2013

LA ECONOMÍA AMERICANA

LA ECONOMÍA AMERICANA.  La economía americana ofrece fuertes contrastes, entre el Norte, con una economía capitalista muy desarrollada, y el Sur, con una economía en vías de desarrollo.

    1. Economía de América del Norte. Canadá y EE.UU. cuentan con un alto grado de desarrollo económico, gracias a la adecuada utilización de su extenso territorio y a la abundancia de recursos naturales con que cuentan. La economía de ambos países está enmarcada dentro del sistema capitalista. El PNB alcanza valores muy altos (Canadá 361.720,000.000 dólares, USA y EE.UU. 4.526,700.000 dólares USA en 1987), al igual que ocurre con la renta per cápita.

    Las innovaciones tecnológicas han resultado fundamentales en el desarrollo económico de América del Norte. La agricultura se caracteriza esencialmente por una gran mecanización y especialización, siendo un sector que se integra perfectamente en la economía. En Canadá la aportación de la agricultura al PNB es algo más importante que en EE.UU., al igual que el empleo generado.

    Las condiciones del medio ofrecen el desarrollo de una gran variedad de cultivos, que se reflejan en la aparición de una serie de regiones especializadas en trigo, maíz, algodón, etc., extendidas desde los bosques de Canadá hasta la frontera de EE.UU. con México.

    El porcentaje de tierras cultivadas en Canadá es inferior al de EE.UU., dedicándose éstas fundamentalmente al cultivo de trigo, siendo el segundo país mundial productor de este cereal, tras los EE.UU., que ocupan el primer puesto. Por tanto, en América del Norte domina el monocultivo, si bien se desarrolla el policultivo, basado en las hortalizas, árboles frutales, etc.

    Es necesario resaltar el importante desarrollo de la maquinaria agrícola y la introducción de innovaciones, como la mejora de semillas, el control de plagas mediante la utilización de fertilizantes, que ha supuesto el aumento de los rendimientos y la reducción de la mano de obra empleada en la actividad agrícola.

    El desarrollo del sector ganadero ha sido muy destacado en los dos países, relacionado tanto con las mejoras técnicas como con las mejoras de las razas. En ambos países sobresale el número de cabezas de ganado bovino. En Canadá, a su vez, es muy importante la cría de animales de piel para peletería, como el visón, nutria, zorro, etc.

    América del Norte cuenta con importantes recursos forestales, que ocupan la tercera parte del territorio canadiense y estadounidense. Se explotan fundamentalmente coníferas y frondosas, para madera y para la industria papelera.

    La pesca constituye otro recurso importante en Norteamérica, sobre todo la marítima, sin olvidar también la fluvial. EE.UU. capturó, en 1986, 4,9 millones de toneladas, y Canadá, 1,4. Son importantes las capturas de bacalao, merluza, sardinas, langosta... Ambos países disponen de una adecuada infraestructura portuaria y flota pesquera.

    América del Norte posee también abundantes recursos energéticos y mineros. El elevado consumo energético ha supuesto una evolución a favor del petróleo y del gas natural. También disponen de importantes recursos hidroeléctricos y carbón. Entre los recursos mineros más explotados de América del Norte se encuentran el hierro, cinc, cobre, plomo, níquel, uranio, plata, oro, bauxita...

    La industria juega un papel fundamental en la economía. El proceso industrializador fue temprano, aportando esta actividad al PNB algo más del 18%  del total de éste en ambos países, trabajando en ella un 15,7%  de la población activa de América del Norte.

    El desarrollo industrial norteamericano estuvo ligado al europeo en un primer momento. Actualmente, la industria de América del Norte se caracteriza por una fuerte concentración espacial y empresarial, siendo una actividad muy diversificada.

    El fuerte desarrollo del sector servicios en Canadá y EE.UU. provoca que trabaje en este sector un gran porcentaje de población activa. Estos servicios se concentran en las áreas urbanas.

    Los transportes y las comunicaciones también alcanzan un gran desarrollo en estos países.

    La balanza comercial tiene un saldo negativo en EE.UU., mientras que en Canadá es positivo, existiendo entre ellos una relación comercial considerable. (En 1986 el valor de las exportaciones de EE.UU. a Canadá fue de 77,337 millones de dólares USA y el de las importaciones de 93.182,3 millones de dólares USA.)

    2. Economía de América Central. Dentro de América Central se incluye el caso de México, debido a que por su situación geográfica (en América del Norte) debería haber sido tratado anteriormente, pero se ha creído más oportuno incluirlo aquí debido a las grandes diferencias que con los otros dos países norteamericanos tiene. Al ser un país de desarrollo económico intermedio entre América del Norte y América Central y del Sur va a tratarse su economía por separado.

    La actividad económica de mayor valor en México es la minería, seguida de la agricultura. Las industrias han evolucionado favorablemente, y el país está mecanizado e introduciendo nuevas tecnologías en todas sus fábricas.

    Los principales productos agrícolas que México produce son maíz, trigo, cebada, cacao, café, tabaco, etc.

    En minería es el primer país productor mundial de plata, produciendo, además, plomo, cinc, cobre, hierro, carbón...

    Es notable en México el crecimiento de la explotación de petróleo, debido a las grandes reservas que se han encontrado al Sur del país, ocupando el segundo lugar en la producción de petróleo entre los países latinoamericanos.

    México es el país de América Latina que más ha desarrollado la industria turística, aportándole grandes divisas al país.

    La economía del resto de los países centroamericanos tiene su fundamento en el sector primario, sobre todo en la agricultura. La industria y los servicios están experimentando un fuerte crecimiento en la actualidad, pero aún presenta un desarrollo escaso e incipiente.

    En Centroamérica se pueden distinguir dos tipos de agricultura: una agricultura de subsistencia, dedicada a productos como maíz, alubias, calabaza, patata, arroz, etc., y una agricultura comercial, dedicada a cultivos destinados principalmente a la exportación, como el café, banana o también la palma oleaginosa, abacá o el algodón. Se han potenciado también otros cultivos que eran propios de la época colonial, como el cacao, la caña de azúcar, las bebidas alcohólicas o el tabaco. Esta diferenciación entre la agricultura de subsistencia y comercial se reproduce en la propiedad de la tierra, la primera se desarrolla en pequeños minifundios y la comercial en grandes plantaciones.

    La ganadería tiene en estos países relativa importancia. Honduras es el primer país ganadero de América Central, desarrollándose el ganado bovino y mular.

    Los recursos forestales no están bien explotados, aparecen especies de madera dura, como mahogani, cedro tropical y caoba, pero éstas no ofrecen grandes aportaciones a la economía centroamericana.

    La minería no tiene importancia, únicamente aparece desarrollada en pequeños yacimientos muy puntuales, por ejemplo, en Guatemala, donde se extrae plomo, cromo, cinc y antimonio. Igual ocurre con otras fuentes de energía como el petróleo, que tiene un desarrollo muy puntual.

    La pesca tampoco tiene relevancia; aparecen especies como camarón, tiburón, mero, etcétera.

    La industria se encuentra en vías de desarrollo, las existentes en la actualidad están relacionadas con productos agrícolas o dedicadas a generar bienes de consumo.

    Lo población dedicada al sector servicios es muy alta, pero esto se explica, porque este sector agrupa a gente muy diversa profesionalmente hablando, parados encubiertos, porteros, limpiabotas, guardacoches, comerciantes, chóferes, servicio doméstico, etc.

    En algunas zonas de Centroamérica, fundamentalmente en las islas del Caribe, se está desarrollando una importante actividad turística, debido a la buena calidad de las playas, y a los capitales estadounidenses y canadienses invertidos para el mejoramiento y creación de servicios turísticos.

    Debido a todos estos factores, la balanza comercial es negativa, las importaciones de productos como alimentos, productos manufacturados y maquinaria superan con mucho a las exportaciones, basadas en productos agrícolas o materias primas minerales o forestales.

    3. Economía de América del Sur. Al igual que en los países centroamericanos, en los sudamericanos las principales actividades económicas derivan del sector primario. Agricultura y ganadería son los principales recursos con los que cuentan estos países.

    La agricultura está dividida en agricultura de subsistencia, desarrollada en todos los países, y la agricultura destinada a la exportación, tanto de cereales (Argentina y en menor medida Uruguay) como de productos agrícolas tropicales, como cacao, tabaco, algodón, café, etc., en los países como Brasil y Colombia.

    En Brasil y Colombia, debido a la inadecuada estructura de la propiedad y a la escasa mecanización y modernización del medio rural, la agricultura se está viendo sometida a una profunda crisis.

    Es importante la actividad ganadera, centrada en el ganado bovino y ovino, que ha hecho que algunos países (Argentina) obtengan grandes ingresos con su exportación.

    Los recursos mineros han sido muy importantes ya desde época colonial, siendo aún en la actualidad grandes exportadores países como Chile (nitrato y cobre), Bolivia (estaño), Venezuela (petróleo), etc.

    Los países sudamericanos tienen un grave problema, debido a que la explotación de estos minerales está en su mayoría en manos de capitales extranjeros, lo cual les hace depender enormemente de mercados exteriores.

    La industria está muy poco desarrollada, siendo las existentes alimentarias o textiles que en su mayor parte dependen también de capitales exteriores.

    Son países que en su mayoría cuentan con una balanza comercial positiva (las exportaciones superan a las importaciones), pero cuentan con una gran inflación y una gran deuda externa, debido a la exportación de materias primas y a la importación de productos manufacturados.

Fuente: Enciclopedia Lafer

lunes, 17 de junio de 2013

Sitios del mundo: Hébridas : (Hebrides). Archipielago de 500 islas montañosas

Haya, La  :  (`s Gravenhage o Den Haag). Ciudad de Holanda, sede del gobierno y residencia de la corte, a 3,5 km del mar. Centro comercial, industrial, artístistico y residencial. Allí se reúne el Sínodo de la Iglesia Reformada, el Tribunal Permanente de Arbitraje (1899) y el Tribunal Internacional de Justicia (1920). ¦ Conferencias de Paz de -. En la primera (1899) se creó un código de derecho de guerra y el Tribunal Permanente de Arbitraje; en la segunda (1907) se estipularon convenciones sobre disputas internacionales

Hebei  :  Provincia del NE de China, ribereña del mar Amarillo. Es casi llana y sus límites N y NO coinciden con la parte oriental de la Gran Muralla. Capital, Tientsin. En esta provincia está situado Pekín, capital de la Republica Popular China.

Hébridas  :  (Hebrides). Archipielago de 500 islas montañosas (87 habitadas), situadas frente a la costa occidental escocesa. El canal marítimo Little Minch divide las islas en: Hébridas Externas y Hébridas Internas; a lo largo de la costa escocesa de la que son prolongación

Hebrón  :  (El Jalil). Ciudad de Jordania, en Palestina central al SO de Jerusalén. Capital del dist. homón. Célebre por su mezquita, erigida sobre una gruta donde la tradición dice que fueron sepultados Abraham, Sara, Isaac y Jacob. Ocupada por Israel en 1967


Heidelberg  :  Ciudad de Alemania (Baden-Württemberg), a orillas del río Neckar, cerca de su confluencia con el Rin, al SE de Mannheim. Castillo gótico y renacentista. Universidad fundada en 1386

viernes, 14 de junio de 2013

Visitando Venecia.

  

Visitando Venecia.
Venecia se debe visitar sestiere a sestiere. El que cuenta con más monumentos es el de San Marco y lo más lógico es acceder a él por la Plaza de San Marcos, donde tienen parada gran número de vaporettos.
Sin embargo su situación geográfica, en el centro de la isla, hace más lógica la visita comenzando por el norte, generalmente punto de partida de los viajeros que llegan en tren a la ciudad y desde allí, atravesar las laberínticas calles y canales de Santa Croce y San Polo en dirección a la Plaza de San Marco o bajar por Cannaregio para visitar primero Castello y luego San Marco, desde donde se accede a Dorsoduro.
Dedicar un día para cada sestiere, considerando San Polo y Santa Croce como uno solo, sería lo ideal para cualquier amante del arte, ya que la cantidad de monumentos que hay en Venecia es abrumadora.
Para visitantes menos interesados en todos los aspectos artísticos de Venecia, cinco días puede resultar demasiado tiempo dadas las reducidas dimensiones de la isla. En términos generales, dos o tres días son suficientes para quedar satisfecho con la experiencia, que no estaría completa, sin al menos una travesía en vaporetto a través del Gran canal y la visita a alguna de sus islas.
Desde AllWorldGuides proponemos dos recorridos básicos que permiten conocer lo más importante de Venecia en dos jornadas.
Día 1: Centro y oeste
Mañana
1h. 30 min. Piazza di San Marco
1h. 30 min. Palazzo Ducale
30 min. Santa Maria Zobenigo
45 min. Puente de Rialto
20 min. San Giacomo di Rialto
Comida típica en San Polo
día 2: El oriente de Venecia
Mañana
1 h. Área de San Pietro di Castello
1 h. 30 min. Área del Arsenale
1 h. Área de San Giorgio dei Greci
1 h. Área de Santa Maria Formosa
Comida en alrededores de San Marco
Tarde
45 min. Área de San Giacomo dall'Orio
1 h. 30 min. Área de Santa Lucía
25 min. Palacios del Gran Canal
2 h. Área de la Salute
1 h. Área de la Accademia
Tarde
3 h. Visita a la isla de Murano
1 h. Área de Madonna dell'Orto
1 h. 30 min. Visita a Ca’ D’Oro.

Fuente: http://www.allworldguides.com

miércoles, 12 de junio de 2013

Estados Unidos de américa EL MEDIO NATURAL.


Estados Unidos de américa

EL MEDIO NATURAL.  1. La gran extensión de los Estados Unidos. El país está situado en el área central de América del Norte. Los 9.529.063 km² de extensión de EE.UU., de los que Alaska ocupa 1.530.693 km², y Hawai 16.760 km², le sitúan en quinto lugar mundial en extensión territorial, siendo aproximadamente 6,5 veces la superficie de los países de la CEE.

    Esta gran extensión se desarrolla latitudinalmente entre los 124° 44, y los 66° 57, de latitud Norte, aunque se debe incluir la latitud de Alaska, situada entre los 176° y 148° de latitud Norte aproximadamente. El desarrollo longitudinal es más importante que el latitudinal, atravesando el país cuatro husos horarios distintos, entre los 49° 23, y los 25° de longitud Oeste. A esto hay que añadir Alaska, que se desarrolla entre los 51° y los 71° de longitud Oeste aproximadamente.

    La gran extensión y desarrollo latitudinal y longitudinal de los Estados Unidos va a suponer la existencia de grandes contrastes en el medio natural.
 El país atraviesa 4.500 km. en dirección Este-Oeste, de Filadelfia a San Francisco, y 2.500 km. en dirección Norte-Sur, desde los Grandes Lagos hasta la frontera mexicana.

    Las fronteras Norte y Sur del país no responden a características naturales, sino que son totalmente artificiales. Los EE. UU. limitan al Norte con Canadá, siendo la frontera una línea recta que divide a los Grandes Lagos. La frontera Sur, con México, coincide en su mitad oriental con el río Grande. Al Este el océano Atlántico marca el límite del país, mientras que al Oeste lo hace el Pacífico. Se debe hacer referencia al Estado de Alaska, donde el límite Norte viene marcado por el océano Glacial Ártico, el límite Sur por el Pacífico, al Este limita con Canadá y al Oeste el límite viene marcado por el mar de Bering, donde el estrecho del mismo nombre marca la frontera con la U.R.S.S.

    La forma del país es simple, cuadrangular, con unas costas bastante rectilíneas, en las que sólo sobresale la península de Florida.

Fuente: Enciclopedia Lafer

Saint Petersburg the "Venice of the North"

Jose Arcesio en Dailymotion: https://dailymotion.com/josearcesio Saint Petersburg the "Venice of the North" It is the secon...