viernes, 14 de junio de 2019

Catedral de Lisboa


Catedral de Lisboa Sé.
Largo da Sé

Portada de la catedral.
La catedral de Lisboa se construyó sobre una antigua mezquita musulmana tras la reconquista de la ciudad llamándose en un principio Santa María la Mayor, fue nombrada catedral en 1393, bajo el reinado de Joao I y adquirió el nombre de Sé derivado de "Sedes Episcopalis".
El diseño de la catedral se compone de una mezcla de diferentes estilos; la fachada presidida por un gran rosetón tiene dos robustos campanarios de estilo románico, mientras que el interior guarda numerosos elementos del gótico.
En el interior hay nueve capillas góticas con las tumbas de el caballero Lopo Fernandes Pacheco y su esposa, el rey Afonso IV y Beatriz, su esposa, pero la tumba más prestigiosa es la de San Vicente, cuyos restos fueron traídos en 1173 desde el sur de Portugal en barco siendo acompañado todo el tiempo por dos cuervos. Desde entonces el escudo de la ciudad incorpora dichos animales.
Frente a la portada de la catedral se encuentra Santo António à Sé, una pequeña iglesia construida en el lugar en que se cree que nació San Antoio de Padua. La iglesia original colapsó durante el terremoto de 1755 y de la original sólo queda la cripta.
Continuando cuesta arriba por la rua de Augusto rosa encontramos la pequeña iglesia de Santa Luzia, celebre por el estupendo Miradouro de Santa Luzia que se asoma sobre el estuario del Tajo permitiendo al visitante observar los tejados de casas y pequeñas iglesias de la parte baja del barrio.
En los muros exteriores de la iglesia hay dos baldosas que muestran el aspecto de la plaza de comercio antes del terremoto y la toma del castillo de San jorge por los cristianos en el año 1147.

Castelo de Sao Jorge.
El castillo de San jorge situado en la cima de la colina en la que se asienta Alfama, nos muestra sus imponentes murallas desde las plazas de la Baixa Lisboa y desde el barrio alto, adornando graciosamente la silueta de los amaneceres lisboetas.
Castelo de Sao Jorge.
La dura ascensión merece la pena, en el interior del castillo se pueden ver las murallas reconstruidas en la época de Salazar tras los daños sufridos en el terremoto de 1755, las almenas y torres que vigilaban la ciudad todavía tienen algunos de los cañones que custodiaban la ciudad.
La vista desde el mirador, es estupenda, pudiéndose ver la mayor parte de la Lisboa histórica.
Cuando el rey Afonso Henriques reconquistó Lisboa en 1147, planificó convertir la cima de la colina en la residencia de la Familia Real, construyendo el Castillo de São Jorge.
El castillo fue residencia de los reyes hasta que en 1511 el rey Manuel I construyó un lujoso palacio la actual Praça do Comercio destinando el Castelo de São Jorge como prisión, teatro y almacén de armas.
En la reconstrucción, se incluyeron las zonas ajardinadas que se pueden visitar hoy en día.
Su horario es de 9:00 a 21:00 desde abril hasta septiembre y de 9:00 a 18:00 durante el resto del año. La torre de Ulises, que cuenta con una cámara oscura donde se proyectan imágenes históricas de Lisboa, abre de abril a septiembre de 10:00 a 12:30 y de 14:00 a 17:00.
Monasterio de Sao Vicente de Fora.
Largo de Sao Vicente

El Monasterio de Sao Vicente de Fora fue edificado en el siglo XVII. De estilo manierista, cumple las funciones de panteón de los reyes de Casa de Braganza.
El conjunto fue ordenado construir por el rey Afonso Henriques en 1147 tras la reconquista de la ciudad y está dedicado a San Vicente, Santo a quien Afonso se encomendó para conquistar Lisboa de manos de los arabes.
Sao Vicente de Fora fue reconstruido alrededor del 1600 por orden de Felipe II proyectado por Juan de Herrera, arquitecto del impresionante Escorial en España.
Se puede visitar por 4 € de martes a sábado entre las 9:00 y las 18:00 y los domingos y en Agosto de 9:00 a 12:30 y de 15:00 a 17:00. Su interior guarda un precioso baldaquino barroco, templete formado por cuatro columnas, en el altar obra de Machado de Castro y el antiguo monasterio agustino
donde se puede admirar lo que queda del claustro, el panteón real de la dinastía de Braganza y una estupenda colección de azulejos del siglo XVIII. Portada del monasterio.
Detrás del monasterio, en el Campo de Santa Clara, los martes y sábado de 9:00 a 18:00 se abre A Feira da Ladra o mercado de la ladrona, llamado así porque antiguamente se comerciaba con objetos robados.
Hoy es el mercadillo más importante de Lisboa compuesto por cientos de puestos donde podemos comprar móviles, antigüedades, libros, ropa de ocasión, cuadros, artículos de artesanía, música, etc.

Fuente:  https://www.allworldguides.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Catedral de Lisboa

Catedral de Lisboa Sé. Largo da Sé Portada de la catedral. La catedral de Lisboa se construyó sobre una antigua mezquita musulmana tra...