Nicaragua : Estado de América



Nicaragua : Estado de América Central bañado por el mar Caribe y el océano Pacífico, constituido por un sector llano en el litoral or. y varias cadenas montañosas al NO (cordillera Isabelia, montes Huapí), con numerosos volcanes. En el sector occidental se halla una región lacustre (lagos de Managua y de Nicaragua). El clima es tropical La población está compuesta por mestizos y amerindios y se concentra en las depresiones lacustres. El café, el algodón y la caña de azúcar son los principales productos agrícolas, así como el trigo, arroz y sorgo, dedicados al autoconsumo. La explotación forestal y la ganaderia proporcionan buenos rendimientos. Conviene precisar que la estructura productiva se ha visto esencialmente modificada por la prolongada guerra civil que ha ocupado casi toda la década de 1980. La industria es muy reducida (azúcar, cemento). Es una republica presidencialista con capital en Managua. Ciudades principaales: León, Granada, Chinandega. Hist. Descubiertas por Colón (1502), las tierras de la act. - fueron exploradas por Gil González Dávila (1522-1524) y colonizadas por Francisco Fernández de Córdoba. Hasta su independencia (1838) - formó parte de las Provincias Unidas del Centro de América (1821). El intervencionismo angloestadounidense fue muy acentuado (Tratado de Clayton-Bulwer, 1850). En 1912 la política antiyanqui de José Santos Celaya provocó la intervención de los marines, que ocuparon el país hasta 1933. EE.UU. consiguió nuevas ventajas (Tratado de Bryan-Chamorro, 1916), pero tuvo que enfrentarse a las guerrillas de César Augusto Sandino. Desde el golpe de estado de 1936, que llevó al poder a Anastasio Somoza, - ha estado gobernada dictatorialmente por miembros de su familia o por hombres adictos a ella, en estrecha colaboración con los intereses estadounidenses. En diciembre de 1972 un terremoto destruyó Managua. En 1978 y ante la descomposición del régimen, que culminó con el asesinato del periodista de la oposición Pedro J. Chamorro (1978), la guerrilla sandinista ganó posiciones, entró en Managua, e instauró una Junta de Reconstrucción Nacional (1978). Los sandinistas mantuvieron una fachada pluralista, pero estrecharon vínculos con La Habana y con los países comunistas. Esta tendencia, así como la represión de los opositores, se agudizaron a partir de 1984, con la elección de Daniel Ortega para la presidencia. No tardó en alzarse la protesta, a la que se unieron personalidades significativas de la lucha antisomocista, y ya desde los primeros años 80 empezó a actuar una activa guerrilla que, armada por EE.UU. y protegida por Honduras, inició el hostigamiento sistemático del sandinismo. Lo que resultó de ello fue una cruenta guerra civil y la militarización y ruina económica del país. La guerrilla, llamada «la contra», tuvo un apoyo intermitente de EE.UU. según los vaivenes de la política interior de ese país, pero sus acciones, si no decisivas, sirvieron para impedir a los sandinistas una aplicación rigurosa de sus planteamientos y, sobre todo, contribuyeron a una postración total de -. La situación amenazaba desestabilizar toda la zona, por lo que los países vecinos y otros de fuera de este ámbito iniciaron gestiones para devolver la paz a -. Dichas gestiones fueron largas y difíciles, pero culminaron en 1988 en los acuerdos de Sapoá, suscritos entre los sandinistas y la contra, que aceptó desarmarse. Los sandinistas, por su parte, accedieron a la convocatoria de elecciones libres y las perdieron. A Daniel Ortega le sucedió Violeta Chamorro (1990), viuda de un periodista asesinado por sicarios de Somoza. Se inicia la reconstrucción del país, sumido en la crisis económica. En 1996 gana las elecciones el derechista Arnoldo Alemán. En 1998 un huracán arrasa gran parte del país, provocando miles de muertes.
Actualmente Daniel Ortega es el presidente de la nación, reelegido en nuevo periodo
presidencial